Últimas noticias

Uso de redes sociales en el edomex, el gran reto en los comicios de 2015. Por: Nacho Corro

Las redes sociales nacieron como un medio amigable de comunicación virtual universitaria, para favorecer el diálogo entre amigos y amigas, preguntarse entre sí qué estaban haciendo e intercambiar opiniones respecto de las clases. Una vez comercializados, en poco tiempo mostraron su musculo como medio de comunicación política en el mundo al convocar a marchas en contra de sistemas políticos como en Egipto, Túnez; es conocida como la Primavera Árabe de 2010. También promovió movimientos en Siria y Libia, aunque los lograron frenar mediante una guerra civil que ha costado miles de vidas. De ahí que en países como China, Cuba y Venezuela, con regímenes de corte socialista se haya limitado su acceso cortando las líneas de internet para evitar cualquier confrontación, en contra de estos gobiernos. Para las recientes elecciones en julio próximo en México, los partidos políticos han apostado a las redes sociales como una vía poderosa de penetración y posicionamiento, luego de que el Instituto Nacional Electoral (INE) se pronunció en evitar regular las campañas políticas en redes sociales, por una sencilla razón: son espacios creados para la gente que durante su corta existencia han logrado democratizar y pluralizar la información y los contenidos que se emiten. El control del INE estará vigilado al pago de los servicios a profesionales que realice el material de difusión que se transmitan para estas plataformas virtuales, de lo cual los ciudadanos se encuentran totalmente al margen, siempre que se actué en el marco del tope de campañas. En las elecciones del próximo año se renovará la totalidad de las 500 curules de la Cámara de Diputados, 9 gubernaturas, 641 diputaciones en 17 entidades, 993 alcaldías en 16 estados y las 16 jefaturas delegaciones en el Distrito Federal. Se disputará un total de 2,159 cargos de elección popular en los comicios del 7 de junio de 2015. Lo publicado hasta el momento en redes sociales por los candidatos a diputados federales reproducen las mismas fórmulas de comunicación realizadas en años: videos cortos tipo comerciales con mensajes e imágenes del candidato. Se han olvidado la principal virtud del Facebook y el twitter: la retroalimentación. Mark Zuckemberg no hubiera creado Facebook solo para mensajearse con sus amigos universitarios, esperaba respuesta; ni Jack Dorsey hubiera concebido Twitter para que en 140 caracteres se emitieran mensajes a cambio de recibir una respuesta. En el Estado de México, por ejemplo, en donde la población elegirá a 125 presidentes municipales y 45 diputados electos por mayoría relativa, ya empiezan a aparecer esquemas similares al de los candidatos federales: videos y mensajes con actividades de los y las aspirantes que en nada abona al posicionamiento de las propuestas de campañas; más aún, si el candidato nada tiene que vender físicamente la percepción en el electorado queda por las nubes. Imagen es percepción y percepción es victoria, suele afirmarse en comunicación política. Por ello, las estrategias de comunicación deben enfocarse al diseño alterno de campañas virtuales en redes sociales, en donde el candidato dé respuesta en redes sociales, respecto de las soluciones a los problemas de su distrito o municipio que desea gobernar o representar mediante. Con las redes sociales la comunicación política dio un giro de horizontal a transversal, es decir, ya no es el spot el que rige, ahora es el ciudadano el que manda. Ese sería el reto de enfrentar de los candidatos y candidatas para el estado de México; el uso oportuno de estos medios democratizados, plurales e inmediatos. En el Estado de México, los y las aspirantes del PRI, PAN, PVEM, Panal, no han dado muestras de la creatividad del uso de las redes sociales en comunicación política, por lo menos durante el inicio de campañas a la diputación federal. Pero creo que harán lo mismo en lo local. Mensajes parcos y sin contenido que poco mueve la conciencia del usuario. Pererán una buena plataforma de comunicación, si antes los usuarios no exigen lo que deseen saber y conocer de su candidato o candidata.